5
Abr

Cadenas de transmisión

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la mayoría de los casos, y por varios motivos, es habitual la imposibilidad de utilizar las transmisiones por correa, siendo la solución ideal a este inconveniente reemplazarlas por cadenas de transmisión, es decir, por uno de los tantos productos que ofrece Rodamientos Cándido.

  • ¿Qué son?

Básicamente las cadenas de transmisión son un componente fiable de toda máquina cuya tarea es la de transmitir entre ruedas dentadas el movimiento de arrastre de fuerza.

Por ese motivo es que las cadenas de transmisión aún continúan formando parte de los elementos más importantes tanto en el diseño como en la fabricación de vehículos, equipamiento y máquinas.

  • Aplicaciones

La utilización de las cadenas de transmisión es amplia puesto que cumplen con diversas funciones. No obstante, es frecuente que se usen en máquinas de transporte tales como: automóviles, transportadores, bicicletas, motocicletas, entre otros.

De igual manera tienden a emplearse en máquinas motrices, como por ejemplo: máquinas petrolíferas, perforadoras y agrícolas. Pero en general, las cadenas de transmisión se aplican en muchas máquinas.

Es importante resaltar que al aplicar las cadenas de transmisión en cualquiera de los ejemplos mencionados, es posible alcanzar menores dimensiones exteriores en comparación con la transmisión por correas, un mejor rendimiento y la capacidad de transferir el movimiento a diversas estrellas.

  • Mantenimiento

Debido a que la utilización y la conservación apropiada de las cadenas de transmisión van a depender muchísimas instalaciones, es necesario darle la atención que se merece.

En este sentido, por ejemplo, la cadena de transmisión de una motocicleta o de cualquier otro vehículo, es fundamental mantenerla bajo control cada cierto tiempo.

Además del control de las mismas, su conservación también implica lubricarla prácticamente de manera repetida ya que le permitirá extender su vida útil. A su vez, el mantenimiento de éstas se conoce por emplear un aerosol lubricante en concreto para limpiar y engrasar las cadenas junto con la examinación de la tensión e integridad de las mismas.